Selección por provincias

martes, 13 de diciembre de 2016

Castro de San Cibrán de Lás - Orense

El castro de San Cibrán de Lás se localiza justo en la frontera de los municipios de San Amaro y de Punxín, en una loma de 472 m en donde se dividen los dos concellos. Cuando ascendemos el camino de subida hacia el poblado, ni imaginamos lo que nos vamos a encontrar en lo alto. Sólo cuando nos acercamos a la muralla más exterior y vemos sus dimensiones nos empezamos a dar cuenta de lo que se esconde arriba: Una verdadera ciudad. Podremos considerarlo un poblado castrexo pero se acerca más a una gran ciudad fortificada romana. Por algo era que este castro era conocido como "A Cidade" (la ciudad). Su periodo de ocupación debió estar comprendido entre los siglos II a.c. y el II d.c. y alcanzaría su explendor hacia mediados del primer siglo de nuestra era, coincidiendo con el comienzo de la romanización de Galicia. Se trata claramente de un castro intensamente romanizado. 
Entramos por las majestuosas puertas de la muralla y dejando atrás el manantial donde presumiblemente obtendrian el agua los habitantes, empezamos a ascender la calle o via principal, una gran calle empedrada que sube hasta la cumbre. A su lado veremos las construcciones circulares castrexas y las rectangulares romanas formando un armónico conjunto. Detengámonos a ver los hornos y molinos que se encuentran en estas casas. Al llegar a la cumbre nos damos cuenta de la magnificencia de esta ciudad que comprende todo el montículo sobre el que se encuentra emplazada. También comprenderemos por que los primitivos fundadores de este poblado eligieron este lugar tan estratégico. Se trata, pues, de uno de los más grandes castros excavados de todo el NO peninsular.
Vale la pena recorrer las callejuelas, mirar cada detalle de estos muros y pararse a pensar tan sólo un momento como sería la vida cotidiana en esta ciudad en aquellos remotos tiempos ... 

(Galicia Máxica)

No hay comentarios:

Publicar un comentario